BLANQUEAMIENTO DENTAL

El blanqueamiento dental es un tratamiento que logra reducir en varios tonos el color inicial de las piezas dentarias.
La realización de este tratamiento en manos de un profesional, permite unos resultados realmente llamativos y de forma rápida e inocua.
En LAS CLÍNICAS DENTALES FERNÁNDEZ PLATAS utilizamos los mejores productos, con diferentes concentraciones adaptadas a las necesidades individuales de cada paciente
La American Dental Asociation (ADA), tras un riguroso seguimiento de varios años, señala que no existen efectos perjudiciales ni para los dientes ni para la salud por el uso de estos geles blanqueadores. Según los expertos, la única desventaja que puede presentarse es sensibilidad dentaria durante los primeros días de tratamiento

INVISALIGN

INVISALIGN es la alternativa a los brackets convencionales. Son unos alineadores transparentes prácticamente invisibles, confortables y removibles. Permiten retirarse de la boca para comer o beber y cepillarse, lo que garantiza la máxima salud de la encía durante el tratamiento.
Detrás de cada alineador se esconde una elaborada tecnología, una planificación y un estudio personalizado. Esta planificación previa puede ser visualizada por el paciente gracias a la sofisticada tecnología del video personalizado clincheck 3D.
Para aquellos pacientes que por motivos de trabajo o personales no desean colocarse brackets, el tratamiento con Invisalign les permite disfrutar de una bonita sonrisa con la mayor comodidad
Ya que los alineadores pueden retirarse para comer y limpiar los dientes,  Invisalign® facilita el mantenimiento de una higiene oral adecuada.
Además, puesto que el aparato es extraíble, puedes hacer deporte, tocar instrumentos musicales y, en general, hacer fácilmente todas tus actividades cotidianas de forma normal.

SALUD E HIGIENE

El cepillado de los dientes se realiza para eliminar los restos que quedan en la boca tras las comidas, pero sobre todo para deshacerse de la placa dental bacteriana.  Debe realizarse al menos tres veces al día y puede requerir entre tres y cuatro minutos.
Existen varias técnicas de cepillado, pero no existe una técnica de cepillado que sea adecuada para todos las personas, ya que ésta viene determinada por morfología de la dentición, destreza manual del paciente, etc. La técnica de cepillado recomendada es aquella que permite la eliminación del biofilm oral de una forma cómoda, en un tiempo adecuado y sin causar ningún tipo de lesión en los tejidos.

La técnica que resaltamos es la Técnica de Bass ya que ésta permite eliminar las bacterias que se encuentran en el margen gingival, causantes de las enfermedades de las encías. Esta técnica consiste en inclinar el cepillo 45º grados entre diente y encía, de manera que los filamentos estén en contacto con el margen encía-diente y abarquen dos o tres dientes. Conviene hacer movimientos muy pequeños de vibración o circulares con el mango sin presión y sin que los filamentos se lleguen a desplazar de su posición en la encía. En los dientes anteriores, por la cara lingual, se debe realizar con el cepillo colocado verticalmente.

Al elegir nuestro cepillo es mejor que el tamaño del cabezal no sea muy grande y que los filamentos sean medios o suaves, para adaptarse mejor a la anatomía dental y no ser abrasivos. El cepillo se debe cambiar aproximadamente cada 2-4 meses, esto dependerá de su desgaste. Un cepillo desgastado no realiza una adecuada eliminación de biofilm oral, además puede lastimar las encías.
Si usamos un cepillo eléctrico debemos recordar que ya tiene movimiento y que, por lo tanto, tenemos que ir cambiando de superficie muy lentamente e, incluso, podemos imitar una técnica de cepillado convencional, si el cabezal lo permite.
Para limpiar entre los dientes (espacios interproximales), utilizaremos las sedas o cintas dentales o, si los espacios son amplios, cepillos interproximales de diferentes tamaños. Es muy importante limpiar estas zonas al menos una vez al día, ya que representan un 40% de las superficies dentales. Por lo tanto, si no usamos la seda dental o los cepillos interproximales, estamos dejando sin limpiar casi la mitad de la boca.
Todos los pacientes deben acudir regularmente al dentista. Visitar para que realice una revisión de la boca por lo menos 1-2 veces al año, así como una limpieza profesional.

IMPLANTOLOGÍA

Existen muy pocas contraindicaciones absolutas, entre las que podemos destacar enfermedades graves que influyan en el metabolismo del hueso, infecciones específicas, tumores malignos que afecten al hueso, o radioterapia en grandes dosis.
Es importante decir que los implantes dentales no provocan rechazo en el organismo.
En la mayoría de los casos se trata de una intervención ambulatoria, esto quiere decir que el paciente se trata en nuestra clínica dental. La intervención se lleva a cabo en la mayoría de los casos mediante anestesia local.

ORTODONCIA

La ortodoncia es una técnica Odontológica donde a partir de unos dispositivos intraorales conseguimos corregir la posición de los dientes con el fin de mejorar la estética y/o la función masticatoria.
Es recomendable realizar una primera visita sobre los 5 años de edad para poder detectar problemas que pudieran precisar tratamientos precoces, a pesar de que normalmente en la mayoría de los casos todo queda reducido a unas visitas anuales de control para evaluar la evolución del caso.
No existe límite de edad para realizar un tratamiento de ortodoncia, puede ser tanto en edad adulta como en edad infantil e independientemente de la gravedad del problema.
El tiempo total del tratamiento de ortodoncia puede varias desde pocos meses en los casos más sencillos hasta 36 meses en los casos más graves.
Durante los 2-3 primeros días de la colocación de los aparatos de ortodoncia pueden sentirse ciertas molestias dentales que cesan con la toma de cualquier analgésico. También pueden aparecer ulceraciones en la zona interna de las mejillas como proceso de adaptación al aparato pero que cicatrizan en el plazo de una semana.
Una vez iniciado el tratamiento de ortodoncia las visitas suelen cada 4 semanas.
No en todos los casos podemos evitar la realización de extracciones, depende del grado de falta de espacio y de la maloclusión del paciente.